Ir al contenido principal

La depresión afecta más a las supermamás.



  Una madre con empleo tiene menos riesgo de caer en depresiónque un ama de casa. Pero, si lo que hace es de supermamá, esa que se hace cargo de todo, entonces sí que se multiplican las posibilidades de caer en depresión.



  Un estudio en EE.UU. muestra que las mujeres trabajadoras que además pretenden hacerse cargo de las tareas del hogar tienen más probabilidades de caer en depresión que quienes son conscientes de que no pueden con todo.



  "A las mujeres les han vendido la historia de que pueden hacerlo todo, pero la mayoría de los trabajos están pensados para empleados sin hijos", opina Katrina Leupp, socióloga de la Universidad de Washington, y responsable del estudio.



  "Es posible combinar la carrera con tener hijos, pero eso sólo si estás dispuesta a dejar algunas cosas de lado, agrega Leupp, que presentó su trabajo en la reunión anual de la Asociación Sociológica de EE.UU., en Las Vegas.



  La depresión es un trastorno del estado de ánimo que lleva a sentir tristeza abatimiento e infelicidad que puede ser tratado con ayuda psicológica o con medicación. A veces los enfermos no se dan cuenta de lo deprimidos que están y pueden tratar de superarla manteniéndose ocupados, lo que puede multiplicar el estrés. La depresión incluso puede llegar a provocar dolor físico, como jaquecas, y hasta insomnio.

  El estudio de Leupp analizó las respuestas de más de 1.600 mujeres, todas ellas de más de 40 años y casadas, una mezcla de amas de casa y trabajadoras.



  Las cuestiones giraron en torno a cómo compaginaban el trabajo y la casa, y cuánto estaban de acuerdo con frases como "Una mujer que cumple con sus deberes en casa no tiene tiempo para un empleo".



  Otros ejemplos propuestos son: "Las esposas que trabajan llevan a mayor delincuencia juvenil" o "Una mujer es más feliz si puede quedarse en casa con sus hijos".



  La socióloga comparó las respuestas con la incidencia de la depresión y constató que las amas de casa la sufrían más, como ya se había demostrado en otros estudios.



  "Las amas de casa tienen el trabajo más duro del mundo. El empleo es beneficioso para la salud", dijo Leupp.



  Pero además, las mujeres trabajadoras que mostraban una actitud de supermamá que no descansa eran las que presentaban más incidencia de la depresión.



  "La mujer con un empleo que cree que el equilibrio entre trabajo y las tareas del hogar es complicado, tiene tendencia a aceptar que no pueden hacerlo todo solas". Según Leupp, ésas son las que menos probabilidad de caer en depresión tienen.



  Las que creen que pueden hacerse cargo de todo sin dejar nada de lado, son las que tienen más problemas de depresión.



  La culpa por no conseguir sus altos objetivos y la frustración que eso genera pueden estar detrás.



  "Pero para una mejor salud mental, las mujeres que trabajan deberían aceptar que no se pueden hacer cargo de todo".
Es mejor no hacerse la supermadre.



Síntomas de la depresión:


Pérdida del interés en la vida.



Dificultad para tomar decisiones.



Problemas para afrontar situaciones que deberían ser manejables.



Agotamiento.



Inquietud.



Pérdida de apetito y peso.



Insomnio.



Fuente: BBCmundo. James Gallagher




¿te ha gustado este artículo? compártelo  haciendo click en google+, twitter, o en facebook "Me gusta"
Sigue el blog en Twitter @el_homosapiens o en Facebook homoo sapiens

Psicología-Psychology blog

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar está a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria.

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.