Ir al contenido principal

La sinestesia

  La palabra anestesia significa ninguna sensación, es una palabra muy conocida por todos, pero la palabra sinestesia lo es menos, y significa sensaciones unidas, consiste en experimentar sensaciones de una modalidad sensorial a partir de estímulos de otra modalidad distinta. Los sinestésicos ven el número cuatro, por ejemplo, de color naranja. Muchos artístas son  o han sido sinestésicos, como el músico Olivier Messiae, el escritor Patrick Süskind, autor de "el Perfume" (ahora ya sé de donde le vino la inspiración) o Van Gogh. El proceso no lo es en los dos sentidos, si un color hace oír sonidos, un sonido no hace ver un color. Según el científico Richard Cytowic, la sinestesia se produce por un funcionamiento anómalo del sistema límbico, responsable de las emociones, la memoria y la atención. Todos somos sinestésicos al nacer, es la muerte celular que se produce durante el desarrollo normal del cerebro la que provoca islas sensoriales que se comunican.  Esta enfermedad tan curiosa hace que los sinestésicos cuando oyen ladrar a un perro vean una serie de triángulos de color marrón y gris que se van reproduciendo hacia arriba al tiempo que se difuminan, como los fuegos artificiales, aparecen, se quedan suspendidos unos segundos y desaparecen.
  La sinestesia es una gran ventaja, aunque no lo parezca, es como si un ciego dijera, allá donde mires, siempre ves algo. ¿no te vuelves loco viendo tantas cosas?  Los sinestésicos suelen tener una memoria prodigiosa porque los colores, los olores y las formas les hacen recordar las cosas.
  El grupo de investigación de Neurociencia Cognitiva de la Universidad de Granada está desarrollando una línea de investigación para estudiar más a fondo este interesante fenómeno de la sinestesia, este es el enlace donde se proporciona un test para ver si se es más o menos sinestésico: http://www.ugr.es/~sinestes/index.html
  Recientemente ha salido un juego para la  Xbox y PS3, Child of Eden, basado en la sinestesia, aún no lo he probado pero puede estar bien, aquí tenéis un trailer.


¿te ha gustado este artículo? compártelo  haciendo click en google+, twitter, o en facebook "Me gusta"

Comentarios

  1. Entonces creo que los efectos del LSD son parecidos a esto, no? Debe afectar a la mis zona del cerebro. Muy interesante.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar está a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria.

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.