Ir al contenido principal

Evidencias contra el mito de la inadaptación de los niños superdotados

   
Contribuye al mantenimiento de este blog haciendo click en la publicidad de esta página. 

Universidad de la Laguna (Gran Canaria) ha estudiado la relación entre adolescentes con alta capacidad intelectual y su adaptación en su entorno.
  Los resultados muestran que si bien hay  diferencias entre los grupos de superdotados y el grupo de control en rendimiento académico y nivel socioeconómico, no se presentan diferencias en su adaptación personal, social y escolar.
  En estudios anteriores, (por ejemplo Lombroso, 1985a b y c) se señaló una relación entre estas dos variables. Otros estudios han referido problemas clínicos como el trastorno bipolar, suicidio o delincuencia (Courtet y Castelnau, 2003,  Gust-Brey y Cross y Bergman, 1979). Pero también hay estudios con resultados opuestos: niños superdotados con igual o más adaptación que sus compañeros normales, (Terman y Oden, 1959), con adecuado autoconcepto social, o con ausencia de problemas conductuales.
  Estas contradicciones se pueden achacar a problemas conceptuales para definir claramente el concepto de superdotación y metodológicos, referidos estos al uso de autoinformes sin el rigor necesario, que carecen de fiabilidad o validez o con baremos no adecuados, existiendo sesgos (errores) debido a problemas de subjetividad ( los observadores son padres o profesores).
  En el estudio la muestra estaba compuesta por 2374 estudiantes de 4º curso de ESO, de edades comprendidas entre los 15 y los 18 años, pertenecientes a 39 centros privados religiosos, privados no religiosos y públicos.
  El estudio concluye que no hay evidencia de que los adolescentes superdotados sufran de  inadaptación, pero no se puede  concluir, sin embargo, que los superdotados sean más adaptados. El mito de la inadaptación en los superdotados no se sustenta científicamente, por no haber evidencias a su favor, estas  dificultades pueden existir en individuos concretos.
  Este estudio puede ser importante ya que no son pocos los casos de padres que al enterarse que sus hijos son superdotados reciban la noticia con temor a la falsa creencia de la inadaptación.
 fuente. Psicothema, vol.23, nº 3, pp 362-367.


da tu opinión en Comments


¿te ha gustado este artículo? compártelo  haciendo click en google+, twitter, o en facebook "Me gusta"

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar está a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria.

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.