Ir al contenido principal

La atracción entre las personas

Puente colgante de Los Cahorros

Un tema fundamental en el comportamiento humano es el de la atracción interpersonal. Según el psicólogo Reis H. cuatro son los principios relacionados con la atracción entre las personas: El principio de semejanza, según el cual las personas sienten atracción por personas semejantes a ellas, esto ha sido demostrado por Byrne realizando un experimento en el que al voluntario se le hacía un cuestionario de actitudes y posteriormente se le informada de las respuestas de terceras personas desconocidas a ese mismo cuestionario, el resultado fue que mostraba más atracción por las que coincidían más con sus propias respuestas. Otros autores, en relación con la semejanza en los rasgos físicos, han encontrado semejanzas en el nivel de atracción de las parejas, es lo que se llama la hipótesis del emparejamiento (Murstein, 1970). En cuanto a las semenjanzas en la personalidad, Wetzel afirma que nos atraen las personas que tienen características que a nosotros mismos nos gustaría tener, el yo ideal y sólo habría semejanza cuando nuestro yo real coincide con nuestro yo ideal.
  El segundo principio es el de proximidad, al compartir el mismo entorno hay más oportunidades para la interacción social, y para que surja la atracción a partir de esta interacción. A veces no hay interacción pero sí surge la atracción, por el “efecto de mera exposición”, según el cual la exposición repetida a un estímulo (una persona en este caso), que en principio es neutro, produce actitudes positivas hacia ese estímulo. Sin embargo, la excesiva exposición a un mismo estímulo puede provocar una actitud negativa.
  El principio de reciprocidad es básico ya que se aplica a muchos comportamientos, nos gustan las personas a las que creemos que gustamos. Lehr y Geher ( 2006) realizaron un experimento sobre el efecto de este principio en la elección de pareja, comprobaron que el efecto de este principio era más fuerte que el de  semejanza de las actitudes, prevalece sentirnos aceptados que ser semejantes.
  Finalmente, el cuarto principio está relacionado con la atracción bajo condiciones extresantes o de ansiedad. Schachter, en 1959, demostró que las personas preferían enfrentarse a las situaciones estresantes acompañadas por otras, aumentando el deseo por el contacto social en estas situaciones. Sobre este principio hay un curioso experimento que realizaron Dutton y Aron en 1994 en Canadá: se fueron al cañón del Capilano, donde hay un puente colgante de madera, de 150 metros de largo, bastante inestable y otro puente con menor altura, más ancho y estable. Los voluntarios eran todos hombres, la mitad de ellos cruzaron por el puente colgante y la otra mitad por el puente estable. En la mitad del recorrido se cruzaban con una muchacha que les hacía preguntas de un cuestionario sencillo y  relacionado con un experimento supuesto, al finalizar les daba su teléfono y les decían que podían llamarle si necesitaban alguna aclaración (se les insinuaba discretamente). El resultado fue que un mayor número de hombres que cruzaron el puente inestable llamaron a la mujer, se sintieron más atraídos que los que caminaron por el puente estable. La explicación que dieron es que en el puente inestable los hombres achacaban su aumento de ritmo cardíaco a la mujer, y no al peligro del puente, sus cuerpos engañaron a su cerebro pensando que la aceleración del ritmo cardíaco se debía a la mujer, pensando que algo habían sentido por ella.
  Por eso, cuando quieras que alguien se enamore de tí no le invites a un tranquilo paseo por la playa, o un concierto de Andy y Lucas, llévale a ver una película de terror, a un parque de atracciones, o a un concierto de Black Eyed Peas.
 ¿te ha gustado este artículo? Compártelo con tus amigos en google+, twitter o facebook.
Sígueme si quieres en twitter: @el_homosapiens, facebook o google+

Comentarios

Entradas populares de este blog

La competencia de trabajo en equipo

¿Te gusta trabajar solo o prefieres trabajar en equipo? ¿piensas que se trabaja igual individualmente y en equipo?  ¿crees que son necesarias las técnicas de  Team Building  y de  motivación laboral ? En este artículo te explico lo que es la competencia de trabajo en equipo. Los cambios que han experimentado las organizaciones en las últimas décadas -cambios estratégicos, económicos y tecnológicos- está provocando que la manera de trabajar sea más colaborativa o cooperativa entre los trabajadores que las integran. La complejidad de las organizaciones y del mundo laboral en general generan diferentes situaciones que requieren diversidad de habilidades, adaptabilidad y altos niveles de conocimiento, y el trabajo en equipo es el modelo óptimo para conseguir la ventaja competitiva  en la empresa que permite aumentar la productividad, la innovación y la satisfacción en el trabajo. La colaboración y cooperación entre los miembros de la organización son necesarias para realizar las tareas, p

Orientación psicológica o psicoterapia

                                                          No es lo mismo orientación psicológica que psicoterapia. La orientación es una ayuda prestada por un profesional sobre un tema en concreto, actividades o situaciones determinadas a las que no se sabe enfrentar una persona, en diversos ámbitos de su vida como la familia, la pareja o el trabajo. Esta situación de conflicto puede generar ansiedad u otros síntomas molestos que puede agravarse llegando a una psicopatología, y para esto sí vale la psicoterapia. La psicoterapia se usa cuando aparecen trastornos emocionales que se han vuelto crónicos y que afectan al que acude a una consulta de un psicólogo.   Por eso, se puede decir que la orientación psicológica tiene un objetivo de mantener la salud mental y lograr un equilibrio del funcionamiento psicosocial manteniendo una autoconfianza y autocomprensión a un nivel adecuados, consiguiendo que nuestras habilidades sociales y personales se desarrollen con normalidad.  Situaci

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.