Ir al contenido principal

¿Qué ayuda se busca en la consulta de psicoterapia?

-->
  

Un estudio realizado por el Centro de Investigaciones Comunicacionales, la Universidad de Almería y la Universidad de Oviedo en el que se analizó 873 cuestionarios realizados a personas antes de acudir a consulta psicoterapéutica revela que las personas desean abordar tareas terapéuticas que les ayuden a planificar actuaciones, a entender lo que les ocurre, aquellas que ayuden a valorar actuaciones propias y a valorar las posibilidades de cambio. Y la importancia que den a unas u otras de estas tareas dependen de lo cerca que se sientan de la solución de los problemas.
  La psicoterapia es una actividad cuyo objetivo es ayudar a las personas a cambiar su vida o un aspecto de ésta mediante el establecimiento de una comunicación con el psicoterapeuta y a través de un cambio en su conducta, sus pensamientos o actitudes.
  La colaboración y confianza  entre psicoterapeuta y paciente son predictores de buenos resultados (Corballa y Botella, 2003), y debe de haber un amoldamiento y un acuerdo mutuo en los objetivos de la psicoterapia, un acuerdo en las tareas que constituyen el trabajo terapéutico y una relación de afecto.
  Las tareas que proponen los autores del estudio son nueve: saber cómo actuar, entender lo que ocurre, saber si es posible hacer que las cosas cambien, tener claras las metas pequeñas, tener claras las metas más grandes, valoración de los pasos dados, saber qué tiene de positivo y negativo la situación, saber si es buena idea hacer lo que he pensado, y saber si ya es suficiente. Estas tareas concuerdan con el análisis de los cuestionarios realizados a los voluntarios y constituyen un resumen exhaustivo de las expectativas de ayuda que los pacientes buscan en su terapeuta.
  En relación a la diferencia entre hombre y mujeres, éstas parecen ser más deseosas de trabajar en tareas relacionadas con la valoración de la situación, la valoración de lo que se ha hecho o se piensa hacer, la determinación de metas principales y la planificación de actuaciones, y esto podría deberse al rol de cuidador que ocupan las mujeres con más frecuencia que los hombres.
  Las correlaciones entre las tareas y la distancia a la solución y  entre las tareas y  la sesión psicoterapeuta también se ha estudiado, observándose que guarda relación la elección de tareas no solo del transcurso del tiempo o de la familiaridad con el terapeuta, sino que efectivamente guarda relación con el grado de mejoría en la situación que ha llevado a las personas a consultar.
 Los investigadores concluyen que el estudio se debe considerar preliminar, por la parcialidad de la muestra y por la singularidad del planteamiento.

Autores del estudio: Estaban Ezama, Yolanda Alonso, Sara González, Saturnino Galván y Yolanda Fontanil. Publicado en www.psicothema.com, 2011.
Sígueme en twitter: @el_homosapiens

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar está a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria.

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.