Ir al contenido principal

¿Son los vegetarianos más inteligentes que los carnívoros?


 Satoshi Kanazawa, autor del blog El Fundamentalista Científico aventuró la hipótesis de que los noctámbulos son más inteligentes que los madrugadores, debido a que aquéllos están más lejos de nuestro pasado en la sabana y, por tanto, más evolucionados, ergo más inteligentes.
La última entrada de su blog es todavía más provocativa: los vegetarianos son más inteligentes que los que incluyen carne en su dieta y no es porque las espinacas sean mejores para la materia gris que las albóndigas, sino porque prescindir de la carne encaja con lo que el psicólogo evolutivo denomina la Hipótesis o el Principio de la Sabana: “al cerebro humano le cuesta bregar con situaciones que no existían en su entorno ancestral”, de modo que “los individuos más inteligentes serán más capaces de comprender y afrontar las novedades evolutivas que los individuos menos inteligentes”.
En el caso del consumo de carne, Kanazawa reconoce que ser omnívoro es una ventaja evolutiva, en tanto en un entorno de escasez sólo aquellos ejemplares que fueran capaces de comer de todo (como humanos, cerdos y ratas) hubieran sobrevivido y, por tanto, sido capaces de transmitir sus genes. Sucede que, “el vegetarianismo es un valor evolucionario novedoso, así como un lujo en un entorno de abundancia”, de forma que “la Hipótesis predice que los individuos más inteligentes son más proclives a volverse vegetarianos que los menos inteligentes”. Y los datos que maneja el autor confirman la hipótesis; al igual que sucedía con los noctámbulos, cuanto menos tenga que ver un hábito con el de nuestros ancestros (inocuo, se entiende) más probable es que lo adopten personas más inteligentes.
Del mismo modo, y dado que los hombres se han ocupado tradicionalmente de la caza de animales, el vegetarianismo debe ser para ellos una novedad evolutiva más grande aún que para las mujeres, más pendientes del cuidado de la prole. Los datos así lo confirman: el 3,33% de las mujeres se declaran vegetarianas, frente a sólo el 2,07% de los hombres.
El método de Kanazawa es deductivo, de modo que utiliza los datos disponibles para refutar sus hipótesis previas. En el caso que nos ocupa aquellos que se declaran vegetarianos (apenas un 2,5% de las personas) a la edad de 42 años registran, de media, diez puntos más de inteligencia que los omnívoros. Los datos están tomados de sendas encuestas que analizan distintos estilos de vida en Estados Unidos y Reino Unido.
Fuente: cookingideas.es
Cuestión aparte es que no comer otros animales sea más moral que hacerlo, pero eso es otro cantar. 
Sígue el blog en Twitter @el_homosapiens o en Facebook homoo sapiens   o compártelo en twitter, facebook o g+:


Comentarios

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos , diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación , que tienen efectos motivadores , es decir, movilizan para la acción, y una finalidad : la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar la dejo a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria .

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

(Artículo de profesional colaborador) Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.