Ir al contenido principal

¿Pertenece la hipnosis al campo de la Psicología?


Hay algunas cosas en psicología que se asumen como válido y efectivo no siéndolas y otras que les ocurre lo contrario, como es el caso de la hipnosis, se suele pensar que no pertenece al campo de la psicología científica y que está más cerca del esoterismo, de los charlatanes y de los showmen de tv.
La hipnosis clínica es definida por la American Psychological Association como un procedimiento de intervención basado en técnicas de sugestión en el que el terapeuta mediante el uso de distintos tipos de sugestiones ayuda al paciente a generar en su imaginación la experiencia-problema, y a detectar las emociones, los pensamientos, sus reacciones fisiológicas, etc, asociados al problema por el que acude a consulta. Se ha demostrado su eficacia en el tratamiento de trastornos psicológicos de ansiedad y estrés, en trastornos psicofisiológicos como las cefaleas, el dolor crónico y el dolor oncológicos, entre otros.
Algunas de las creencias y mitos erróneos asociados a este procedimiento de intervención son que la gente se queda enganchada en un trance, en el que si no sale pueden quedar con secuelas, que es un estado similar al del sueño, que anula en control voluntario de la persona, pudiéndose cometer inclusos delitos o actos inmorales, que puede provocar reacciones inusuales, cuando lo que ocurre son reacciones motoras, sensorio-fisiológicas y cognitivo-perceptivas que son activadas y finalizadas voluntariamente por los hipnotizados. Frente a estos mitos, Mendoza y Capafons (2009) han encontrado evidencias de su validez como técnica eficaz en el tratamiento de los anteriores trastornos mencionados y del tabaquismo, estrés postraumático, alteraciones grastrointestinales, diabetes, o asmas, entre otros, quedando demostrado científicamente los beneficios de su utilización en diferentes contextos médicos (cirugía, ontologías, pediatría, etc).
En el Grupo de hipnosis del Colegio Oficial de Psicologos de la Comunidad Valenciana hay más información sobre el tema de la hipnosis.
 Y abajo tenéis el enlace al libro de Antonio Capafons sobre la hipnosis de la web Amazon.es

Sigue los posts de la web en Facebooktwitter o google +

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos , diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación , que tienen efectos motivadores , es decir, movilizan para la acción, y una finalidad : la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar la dejo a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria .

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

(Artículo de profesional colaborador) Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.