Ir al contenido principal

Llega el digital detox o desintoxicación digital

                   How ironic of me to take this picture of the Digital Detox.
Primero fue la conexión permanente mediante el teléfono móvil, nos acostumbramos a salir a la calle siempre con el móvil en el bolsillo, hasta el punto de que estar en cualquier sitio sin teléfono podría producir en algunas personas angustia ante la posibilidad de tener que usarlo o pensar que se podría perder una llamada entrante. Ahora ya nos parece normal estar permanentemente conectado a internet a través del teléfono o en casa, recibimos y enviamos mensajes y correos a cualquier hora del día, cualquier día de la semana, estemos donde estemos.
Una nueva tendencia en los paquetes turísticos de descanso es la desintoxicación digital o digital detox, la idea es ofrecer algunos días en el que la desconexión digital a ordenadores, móviles y cualquier aparato que nos conecte a internet o a una agenda laboral es total, nada de smartphone, Facebook, email ni otra actividad relacionada con lo digital. Desde hace muchas décadas se han venido ofreciendo vacaciones de desintoxicación con programas de dietas alimentarias y ejercicio físico. En estos últimos años, con la proliferación de los gadgets digitales, le toca el turno a la desconexión mental con la tecnología. 
Tampoco hace falta pagar por un fin de semana en un hotel para hacer el digital detox, podemos desde casa hacer un "parón digital" de fin de semana que puede venir muy bien a nuestras neuronas ...y de paso a nuestros ojos. Además, la tecnología pone a disposición de sus usuarios herramientas que ayudan al digital detox, como MCFREEDOM, que por 10 dólares te devuelve tu libertad analógica, simplemente configurando el tiempo que quieres pasar conectado y si no aguantas siempre puedes reiniciar la aplicación.
Mientras permaneces desconectado puedes hacer algunas cosas como leer el libro que te compraste hace unos meses y que aún no has terminado, probar una receta nueva que copiaste de una revista, aprovechar para hacer un poco de deporte, estar más tiempo con tus hijos o tu pareja y si tienes que tomar notas o hacer algún escrito, hazlo a mano en un papel. Un descanso semanal puede hacer que empecemos el lunes con las pilas cargadas y que duren a pleno rendimiento hasta el siguiente viernes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar está a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria.

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.