Ir al contenido principal

BUDAPEST: ZAPATOS, ÁRBOLES Y DUENDES

 

budapest ipsicologo.comBudapest huele a seriedad, a carácter magyar, huele a paprika y sobre todo aun huele a la antigua URRSS.

País sometido una y otra vez , conquistado por diferentes pueblos, dolido con la historia pero que se levanta orgulloso mirando el futuro; que renace a través de los siglos reinventándose  para no morir. Ciudad fundida, devastada y destruida por ejércitos, acrisolada en el temor de la perdida; quizá de ahí el gesto adusto de sus habitantes.

Calles llenas de contrastes en la que conviven  palacios en los que paseo Sisi y edificios-bunker en los que los soviéticos ejercían el control sobre el pueblo. En Budapest, dos recuerdos al pasado, tan hermosos en sus formas como dolorosos en su fondo:

Zapatos en la orilla del rio madre, del Danubio, del Duna en húngaro.

De mujeres, hombres y niños..... nuevos, usados, elegantes, vulgares; infinitos en su forma como casi infinita es su lista de judios exterminados. 565.000 judíos fueron asesinados en territorios controlados por Hungría durante la guerra.

Los judíos eran conducidos a esa orilla y después de obligarles a quitarse los zapatos eran atados por parejas; para ahorrar balas, a uno ellos se le ejecutaba allí mismo de un tiro y se lanzaba a los dos al Danubio lo que aseguraba la muerte del segundo.

Nombres grabados en plata en cada hoja del Árbol de la Vida dentro de la sinagoga de la ciudad y cada nombre tenia un rostro y una vida y una familia. Y ya no están. Un sauce que llora la pérdida y que no olvida.

En Budapest un guiño también a la fantasía, aunque en realidad es “La Princesita de Budapest” todo el mundo conoce la escultura como “El Duende de Budapest”..... y al fondo la vista impresionante de Buda.

Quizá, después de lo que duele la historia, ser una niña inocente disfrazada de duende nos alivie del horror de lo que en un periodo fue parte del genero humano.

DSC_0472

Angélica Bolívar Parra, autora del blog de viajes Una Mujer de Viaje

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar está a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria.

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.