Ir al contenido principal

CUÁNDO UNA CONDUCTA SEXUAL ES UNA DESVIACIÓN

 

Hablando de conductas sexuales, lo que en algunas culturas puede ser considerado normal en otras no lo es tanto, incluso en la misma cultura las cosas van cambiando con el tiempo, como la masturbación o la homosexualidad, y lo que antes se consideraba una anomalía sexual, por cambios sociales, culturales o políticos o la suma de todos hoy en día ya no lo son y entran dentro de los criterios de normalidad.

Así, no es de extrañar la dificultad para clasificar las conductas anormales o desviadas, es decir, aquellas conductas caracterizadas por la excitación ante objetos y situaciones que no forman parte de los patrones sexuales normativos o la necesidad del uso de estímulos distintos a los considerados como sexualmente normales.

En 2012 un juez marroquí autorizó al esposo viudo a mantener relaciones con la difunta, en occidente esto nos parece una aberración y es sólo un ejemplo de lo que confirman los estudios transculturales: no existe un criterio común en cuestiones de práctica de sexo.

Uno de los criterios para determinar si una conducta es desviada o no es el grado en que interfiere en el ajuste sexual y  dificulta una relación sexual satisfactoria. Otro criterio es si la conducta representa un peligro o una agresión para el  que lo practica o para las personas objeto de tal conducta. Lo más importante a la hora de determinar la normalidad o no de una conducta es, por una parte, que haya acuerdo entre las personas que practican sexo juntas y que no vaya en contra de los derechos y libertades de ellas, por eso a lo largo de las siguientes décadas la clasificación de las conductas desviadas posiblemente sufra modificaciones, descartándose  como tales algunas que hoy en día sí nos lo parecen.

Las parafilias o desviaciones sexuales las define el DSM-IV ( Sistema de clasificación de los trastornos mentales) como el grupo de trastornos cuya sintomatología esencial e la presencia de fantasías sexuales intensas y recurrentes, de impulsos o comportamiento que generalmente se practican con objetos, sufrimiento o humillación, o niños o personas que no consienten. Se incluyen el exhibicionismo  fetichismo, frotteurismo (placer al frotarse con otras personas en lugares públicos), paidofilia o pedofilia, masoquismo y sadismo sexual, fetichismo transvestista y voyeurismo, troilismo (realizar el coito con más personas al mismo tiempo o en presencia de más personas), necrofilia (con cadáveres) también la zoofilia y la necrofilia. Se establece además un criterio de gravedad, pudiendo ser leve, moderada o grave, según se haya actuado nunca, en algunas ocasiones o repetidamente.

Según las estadísticas afectan más a los hombres, siendo únicamente en el masoquismo donde se da en un porcentaje superior en mujeres que en hombres. Foto: Google images

Comentarios

Entradas populares de este blog

La competencia de trabajo en equipo

¿Te gusta trabajar solo o prefieres trabajar en equipo? ¿piensas que se trabaja igual individualmente y en equipo?  ¿crees que son necesarias las técnicas de  Team Building  y de  motivación laboral ? En este artículo te explico lo que es la competencia de trabajo en equipo. Los cambios que han experimentado las organizaciones en las últimas décadas -cambios estratégicos, económicos y tecnológicos- está provocando que la manera de trabajar sea más colaborativa o cooperativa entre los trabajadores que las integran. La complejidad de las organizaciones y del mundo laboral en general generan diferentes situaciones que requieren diversidad de habilidades, adaptabilidad y altos niveles de conocimiento, y el trabajo en equipo es el modelo óptimo para conseguir la ventaja competitiva  en la empresa que permite aumentar la productividad, la innovación y la satisfacción en el trabajo. La colaboración y cooperación entre los miembros de la organización son necesarias para realizar las tareas, p

Orientación psicológica o psicoterapia

                                                          No es lo mismo orientación psicológica que psicoterapia. La orientación es una ayuda prestada por un profesional sobre un tema en concreto, actividades o situaciones determinadas a las que no se sabe enfrentar una persona, en diversos ámbitos de su vida como la familia, la pareja o el trabajo. Esta situación de conflicto puede generar ansiedad u otros síntomas molestos que puede agravarse llegando a una psicopatología, y para esto sí vale la psicoterapia. La psicoterapia se usa cuando aparecen trastornos emocionales que se han vuelto crónicos y que afectan al que acude a una consulta de un psicólogo.   Por eso, se puede decir que la orientación psicológica tiene un objetivo de mantener la salud mental y lograr un equilibrio del funcionamiento psicosocial manteniendo una autoconfianza y autocomprensión a un nivel adecuados, consiguiendo que nuestras habilidades sociales y personales se desarrollen con normalidad.  Situaci

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.