Ir al contenido principal

Formas de educar de los padres

estilos educativos


La familia constituye uno de los más importantes ambientes de desarrollo y socialización de los niños. Los pilares básicos de la educación de los hijos son el afecto, la comunicación, las normas y límites y la autonomía de los hijos. La influencia de los padres es fundamental y muy importante para la correcta adaptación de los menores en la sociedad con las normas de educación y socialización. Pero no sólo influyen los padres en sus hijos, también lo hacen los contextos más cercanos como el colegio y los amigos. La influencia es también bidireccional, los hijos también influyen en los padres en el sentido de que estos últimos adaptan su estilo según el comportamiento y la actitud de los primero.


Primero fue el psicólogo Baumrind, con tres estilos de crianza y posteriormente Maccoby y Martin (1983), con un cuarto estilo los que definieron las formas de educación de los hijos:


Padres democráticos: tienen un alto grado de control, imponiendo límites en la conducta de sus hijos, explicando el porqué de las reglas impuestas, pero al mismo tiempo de afectividad y oyen las necesidades y demandas de los hijos. En estas familias los hijos muestran una alta autoestima, competencia social y óptimo rendimiento escolar.


Padres autoritarios: son padres rígidos con las normas y poco afectuosos, utilizan normas autoritarias, castigando duramente la desobediencia. Para estos padres la disciplina es lo más importante, y muestran poca afectividad con los hijos. Éstos suelen ser dependientes, sin criterio propio porque se los han impuesto siempre.


Padres permisivos: al contrario de los anteriores, se muestran afectuosos pero pasan de imponerles reglas de conductas. No les demandan compromiso ni madurez a los hijos. En las familias con este estilo de educación los hijos tienden a ser rebeldes, impulsivos y sin capacidades sociales, pero también pueden ser extrovertidos, impulsivos y creativos, según Baumrind. Frases típicas de los padres con este tipo de estilo educativo son "mi hijo de merece lo mejor", o "si me lo puedo permitir por qué no le voy a dar todo lo que me pide".


Padres indiferentes: es el peor estilo educativo, no hay ni apoyo emocional ni control sobre los hijos. En este tipo se suele encuadrar las familias con hijos maltratados, suelen tener los peores resultados, y los jóvenes delincuentes suelen pertenecer a este tipo de hogares.


Foto de Flickr.com


No te pierdas las actualizaciones siguiendo PSICOBLOG en tu red social.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos , diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación , que tienen efectos motivadores , es decir, movilizan para la acción, y una finalidad : la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar la dejo a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria .

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

(Artículo de profesional colaborador) Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.