Ir al contenido principal

Romántico y mortal

DSC_0573En el extremo de Comillas, Cantabria, se elevan al cielo unas alas que parecen cobijar a todo el pueblo bajo su protección, se divisan casi desde cualquier lugar invitando al viajero a acercarse.

Una subida escarpada y corta nos acerca a un cementerio cuando menos insólito, pequeño e intimo, con aire romántico, el Arcángel da la bienvenida  a los visitantes mirando desde lo alto, sereno, la mortalidad que acompaña al caminante y la mortalidad que recuerda cada tumba que protege.

Levantado en las ruinas de un viejo monasterio gótico, tiene sabor celta en sus cruces, piedra en ruinas que forma un extraño conjunto a la vez sobrecogedor y hermoso.

No son los únicos ojos que nos vigilan en nuestro paseo,.más ángeles inmóviles siguen nuestros pasos; o quizá miran al mar que se oye rompiente detrás de su pared posterior.

Bajo sus arcos de medio punto, en piedra, tumbas infantiles como pequeñas cunas, y levantando la vista fuera de sus muros una mansión victoriana.

La quietud se hace patente en cada paso en la piedra, en cada crujido de nuestros pies al invadir el sueño eterno de quienes desde allí miran por ultima vez hacia el pueblo.

Voces bajas, en susurros para no despertarlos y el arcángel mirando a los visitantes , impasible, exigiendo silencio sin pedirlo.

Un último paseo entre lapidas y cruces y al salir la respiración contenida que se abre paso y las voces de los que aún podemos reir llenando el camino del pueblo.

Cementerio Romántico le llaman  no se muy bien si por el aroma que desprenden sus vigilantes pétreos, románticos si , pero severos y amenazantes, o eso sentí una tarde.

Extraño y hermoso, en quietud e inquietante, humilde y tremendo.

De vuelta entre los vivos una caña en la primera tasca, que andar entre los muertos da sed y ganas de conversación mundana.

Ficha del Lugar:

Comillas- Cantabria- España

Cementerio Romántico

 

Más información:

http://www.turismocomillas.com/patrimonio.html

 

 

Un post de Angélica Bolívar, blog Una mujer de viaje

 

 

 

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos , diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación , que tienen efectos motivadores , es decir, movilizan para la acción, y una finalidad : la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar la dejo a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria .

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

(Artículo de profesional colaborador) Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.