Ir al contenido principal

El "coping" o estrategias de afrontamiento del estrés.

afrontamiento

Cuando una situación nos desborda y nos produce estrés podemos echar mano de las estrategias de afrontamiento o también llamado "coping".  Son los esfuerzos cognitivos y conductuales que hace una persona para hacer frente al estrés, es decir, tanto a las demandas del entorno o internas que surgen en una situación crítica como al estado emocional vinculado al estrés. Este enfoque trata al afrontamiento como proceso y depende del contexto más que de un tipo y otro de personalidad o estilo. El afrontamiento se puede focalizar en el problema, tratando de manejar la situación cambiando la fuente de estrés, bien sea el ambiente o la persona. Y también se puede focalizar en la emoción, cambiando la forma en que se interpreta la situación estresante, reevaluando, negando, etc. Es decir, o bien cambiamos lo que nos estresa o bien aprendemos a sobrellevar la situación estresante. Este afrontamiento además dependerá de la valoración que hagamos referente a que se pueda o no hacer algo para cambiar la situación.

[sociallocker id="2477"][/sociallocker]En los casos en que no podemos hacer nada ante lo que nos estresa, el afrontamiento es pasivo -o de evitación- y los efectos fisiológicos pueden ser aumento de la presión sanguínea diastólica, y disminución de la frecuencia cardíaca. En cambio, cuando hay un afrontamiento activo -o de aproximación- la tasa cardíaca y la presión sistólica aumentan.

El afrontamiento también se puede enfocar como un estilo personal de afrontar el estrés, como disposiciones personales más o menos estables para hacer frente a las situaciones estresantes. Algunas personas serían represores, tendiendo a la negación del problema y a evitarlo, y otras sensibilizadoras: más vigilantes y expansivas y que suelen exteriorizar el problema. Otro modelo es el que distingue entre el estilo monitoring y el blunting, según se está alerta y sensibilizado respecto a la amenaza o se evita y transforma cognitivamente esa misma información, respectivamente. La última clasificación planteada por Kohlmann en 1993 establece cuatro patrones de afrontamiento: el modo vigilante rígido, con alta vigilancia y baja evitación; modo evitador rígido, se da en personas de baja vigilancia y alta evitación; el modo flexible, patrón de baja vigilancia y baja evitación con un uso flexible de estrategias relacionadas; y el modo inconsistente, donde se da un afrontamiento ineficaz, ya que muestran alga vigilancia y alta evitación, es el caso de las persona ansiosas.

En cuanto a las estrategias básicas de afrontamiento nos podemos enfrentar de forma constructivista, con esfuerzos cognitivos y conductuales, de manera directa y confrontativa, con afrontamiento pasivo, en las que las soluciones son hace las emociones, y se dan cuando no se puede o pensamos que no podemos cambiar la situación, y con afrontamiento de escape, con acciones cognitivas y conductuales para salirse de la situación, bien sea física o psicológicamente.

Foto de Flickr, Clonadamas.

 

 

Comentarios

  1. Estimado Sr. Solano.
    Desde España, en pocas horas tengo una disertación sobre el tema Reducción del Stress o Estrés labora, y he encontrado en la www este artículo. Debo agradecer, por eso se debe el motivo de estas líneas. que el presente texto me ha facilitado el análisis del afrontamiento y su clasificación de posturas frente al desborde de acontecimientos que se producen que son aveces desencadenantes de stress, con su respectivo desequilibrio emocional, fisiologico y organico, todos componentes emocionales cognitivos. etc.
    Muchas gracias. Madrid, 20 de marzo de 2017 hr. 16:00

    ResponderEliminar
  2. Hola
    Muy bueno ,estudio nursing y quería algo preciso y descriptivo
    Muchas gracias
    Desde miami ,florida

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar está a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria.

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.