Ir al contenido principal

La tarea de selección de Wason, errores en el razonamiento.

tarea selección de WasonRazonar es pensar ordenadamente en algo con el objetivo de llegar a una conclusión. De un planteamiento inicial, las premisas, llegamos a la conclusión. Hay dos tipos de razonamientos: el deductivo, en el que toda la información inicial nos vale y es suficiente para llegar a la conclusión final, como por ejemplo a partir de la frase: si voy a tu casa esta noche, comeremos juntos. Voy a tu casa esta noche... por lo tanto, comeremos juntos. Y el razonamiento inductivo, en el que a partir de una información concreta podemos obtener otra nueva, pero en términos de probabilidad, no absolutos, como en la deducción.

Una de los experimentos clásicos sobre el razonamiento condicional (deductivo) es la tarea de selección de Wason, de 1966, en la que se presentan a los participantes cuatro tarjetas sobre una mesa, escritas en ellas, por un lado, un número, y por otro, una letra. Puestas las tarjetas sobre la mesa de forma que sólo podemos ver un lado de ellas se les dice que si hay una letra, en este caso una E, entonces hay un número par, en este caso un 4, por el otro lado. Las cuatros tarjetas quedarían como las de la foto. Se les pregunta a los participantes que dos tarjetas hay que levantar para comprobar que se  cumple el enunciado.

En una gran mayoría, contrariamente a lo que se pueda pensar, sólo un 10% aciertan las dos tarjetas que hay que levantar, cuando se trabaja con contenido abstracto como números y letras:

E     D     4       7

La mayoría de la gente levanta la tarjeta E, para ver si hay debajo un 4, y la tarjeta 4, para comprobar que hay una E, pero la solución es la E y la 7, vamos a verlo detenidamente:

hay que levantar la tarjeta con la E porque así se comprobaría que hay un 4, en caso contrario, no es correcto el enunciado.

No hay que levantar la tarjeta con la D, porque si tiene un 4 como si no lo tiene, no puede hacer falso el enunciado, si es un cuatro no se falsea (el hecho de que sea un 4 no quiere decir que tenga una E detrás, al contrario sí) y si no es un 4 tampoco falsea o verifica el condicional.

No hay que levantar la tarjeta con el 4 ya que si tiene una E lo verifica, pero ya lo hemos hecho con la primera tarjeta, y si no tiene una E, estamos como en el caso anterior.

hay que levantar la tarjeta con el 7 puesto que si tiene una E por la otra cara, sí falsearía el enunciado incial.

Por lo tanto las dos tarjetas que hay que levantar son la primera y la última.

Este error de razonamiento se puede explicar por el sesgo de emparejamiento, por el que las personas seleccionan sólo las tarjetas que confirman el enunciado, sin pensar en aquellos que no hacen falso.

En un trabajo de Asensio, Martín-Cordero, García-Madruga y Recio de 1990 pusieron a prueba todo esto con un ejemplo menos abstracto que letras y números. propusieron el siguiente enunciado:

Si una persona conduce un automóvil entonces debe tener más de 18 años.

Automóvil (E)        bicicleta (no E)          persona mayor de 18 años (4)           persona menor de 18 años (7)

Con este enunciado, que equivale al anterior, donde ser persona que conduce un automóvil equivale a una E y tener más de 18 años equivale a un 4, los investigadores obtuvieron una conclusión un poco sorprendente, con relación al resultado anterior: 90% de resultado correcto.

Las conclusiones que sacaron fueron que cuando se razona se cometen errores porque nos fijamos en rasgos superficiales (levantar las tarjetas que confirman nuestro enunciado), en lugar de hacerlo con las que lo hacen falso y que el contexto y el contenido afectan porque lo que importa en la comprensión del texto más que la sintaxis, facilitando la resolución (hay otras ocasiones que dificultan, pero esto lo dejo para otro post).

Foto de Jacob Botter

Comentarios

  1. "si hay una letra, en este caso una E, entonces hay un número par, en este caso un 4, por el otro lado"

    Es si hay una vocal.

    Gracias por el artículo, muy bien explicado.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, pero creo que el sesgo por el cual se seleccionan evidencias a favor del enunciado es el sesgo de verificación. El sesgo de emparejamiento es otra cosa.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.

La competencia de trabajo en equipo

¿Te gusta trabajar solo o prefieres trabajar en equipo? ¿piensas que se trabaja igual individualmente y en equipo?  ¿crees que son necesarias las técnicas de  Team Building  y de  motivación laboral ? En este artículo te explico lo que es la competencia de trabajo en equipo. Los cambios que han experimentado las organizaciones en las últimas décadas -cambios estratégicos, económicos y tecnológicos- está provocando que la manera de trabajar sea más colaborativa o cooperativa entre los trabajadores que las integran. La complejidad de las organizaciones y del mundo laboral en general generan diferentes situaciones que requieren diversidad de habilidades, adaptabilidad y altos niveles de conocimiento, y el trabajo en equipo es el modelo óptimo para conseguir la ventaja competitiva  en la empresa que permite aumentar la productividad, la innovación y la satisfacción en el trabajo. La colaboración y cooperación entre los miembros de la organización son necesarias para realizar las tareas, p