Ir al contenido principal

Reconocer a criminales estudiando su aspecto físico

CRANEO lombrosoCesare Lombroso fue un médico y criminólogo italiano de finales del siglo XIX que publicó muchos libros sobre la fisionomía de los delincuentes y fue uno de los exponentes del positivismo criminológico (rama de la criminología que defiende que los actos criminales son libremente elegidos y pensados por los criminales). Precursor de la criminología moderna, determinó que el origen de la criminalidad está en la genética y puede ser observado en los rasgos físicos de los delincuentes.Según él, existe un cierto determinismo en la conducta de los individuos desde el nacimiento que los hacen proclives a ser delincuentes  Algunos de estos rasgos serían:

-Asimetría en el rostro.

-Frente hundida.

-Prognatismo: cuando la dentadura sobresale del plano vertical de la cara.

-Orejas de inusual tamaño.

-Excesiva longitud de los brazos.

-Asimetría del cráneo.

-Menor capacidad craneana.

-Mayor diámetro bicigomático (anchura de la cara).

-Gran capacidad orbitaria.

-Abultamiento del occipucio (parte posterior de la cabeza). En relación a los rasgos de la personalidad:

-Impulsividad.

-Imprevisión de sus actos.

-Insensibilidad moral y falta de remordimientos.

lombroso-criminales

También añadió factores como el clima, la orografía, grado de civilización, la alimentación, el alcoholismo, la posición económica y la religión. Fue muy criticado porque pensaba que dado el carácter innato de los criminales poco se podía hacer para rehabilitarlos, en palabras suyas:"...no hay muchos remedios: es necesario o bien secuestrarlos para siempre, en los casos de los incorregibles, o suprimirlos, cuando su incorregibilidad los torna demasiado peligrosos". A pesar de su influencia en la criminología, su obra carece de aportaciones y teorías relevantes y su análisis empírico es impreciso.

Influenciado por Charles Darwin, llegó a la conclusión de que el delincuente es el eslabón perdido: cuando el simio se convirtió en hombre quedó una parte que no evolucionó correctamente, el criminal. Pensaba que era una persona distinta, como otra especie: "la antropología Criminal no es más que el estudio de la variedad humana, de un tipo particular, es la historia natural del hombre alienado, el criminal. En este artículo de la web Dias de Historias se recoge el estudio que descarta las teorías de este criminólogo.

 

Comentarios

  1. jehu ruiz galicia16 de enero de 2017, 2:12

    hola galan. en que consiste y/ cuales preguntas clave son del test de confianza que emplean las empresas

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar está a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria.

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.