Ir al contenido principal

El trastorno de estrés postraumático en las víctimas

accidente tep Tras sufrir un accidente de tráfico, una agresión física o sexual, o ser víctima de la comisión de un delito -victimización- se puede desarrollar el trastorno de estrés postraumático, y este término surge a partir de los estudios con excombatientes de la guerra del Vietnam. El trastorno se central en la reacción de la persona, más que que en el tipo de hecho traumático.

Según el Sistema de Clasificación de Trastornos DSM-IV-TR tienen que ocurrir las siguientes circunstancias: que se haya experimentado como testigo o víctima directa de un hecho o hechos que supongan un daño o una amenaza para su integridad física  y que la reacción de ella fuera de respuestas intensas de miedo, indefensión u horror.

El hecho traumático se reexperimenta persistentemente mediante recuerdos y sueños desagradables, conductas o sentimientos que aparecen como si estuviera ocurriendo de nuevo, malestar psicológico, y reactividad fisiológica.

Hay además una evitación persistente de los estímulos asociados con el trauma y falta de capacidad general de respuesta, y puede ser tanto para evitar pensamientos, como para desarrollar actividades.

También pueden aparecer síntomas persistentes de hiperactivación fisiológica como dificultad para conciliar o mantener el sueño, irritabilidad o explosiones de ira, dificultades de concentración, hipervigilancia y respuesta de alarma exagerada. Para que se dé este trastorno la duración de estos trastornos ha de ser superior a 1 mes y causar malestar clínico o alteración significativo en el funcionamiento social, laboral u otras áreas importantes de la vida.

En el caso de los accidentes de tráfico hay cierto recelo en el diagnóstico de este trastorno mental ya que intervienen otros factores, como es el caso de las reclamaciones civiles para obtener indemnizaciones. Juega aquí un importante papel el psicólogo forense, encargado de la realización de peritajes psicológicos en los casos de incapacidad, responsabilidad civil, secuelas de accidentes laborales y de trafico.

Importante es el dato de la Organización Mundial de la Salud, de 1999, de que la mitad de las causas de discapacidad son enfermedades mentales. La OMS distingue entre el déficit en el funcionamiento como la pérdida o anormalidad de una parte del cuerpo o de una función fisiológica o mental, la limitación en la actividad, como las dificultades para la ejecución de las actividades, y la restricción en la participación, como los problemas para implicarse en situaciones vitales.

El objetivo de la prueba pericial psicológica es el de valorar y verificar la existencia de una incapacidad por trastorno psicológico, para posteriormente ponerlo en conocimiento de la autoridad judicial y aportarlo al proceso judicial de una reclamación. Infórmate sobre reclamaciones en abogadoszaragoza.net

Foto: Flickr

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos , diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación , que tienen efectos motivadores , es decir, movilizan para la acción, y una finalidad : la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar la dejo a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria .

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

(Artículo de profesional colaborador) Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.