Ir al contenido principal

La importancia de la metacognición

La metacognición o el metaconocimiento es el conocimiento que poseemos sobre nuestro propio conocimiento,  nuestra mente tiene la capacidad de volverse sobre sí misma y analizar nuestros propios pensamientos y nuestro conocimiento. Si estoy leyendo un texto, soy capaz de pensar sobre las emociones que emergen al leerlo,  cuando no entendemos algo volvemos a leerlo o buscamos una palabra en el diccionario o cuando percibo que me está costando entender una explicación,  estamos pensando a nivel metacognitivo: el conocimiento que tiene una persona sobre sus propios procesos y productos cognitivos, el pensamiento sobre el pensamiento.

El desarrollo metacognitivo es una de los aspectos más significativos de los procesos de pensamiento y más influyentes del aprendizaje.

Tenemos un conocimiento metacognitivo sobre lo que somos, hacemos, y pensamos y también tenemos un control metacognitivo: que se produce cuando planificamos, supervisamos y aplicamos estrategias a los resultados de los procesos mentales que ponemos en marcha, en función de los objetivos que nos hemos marcado.

Los buenos pensadores son los que gestionan mejores estrategias y planifican de forma más eficaz la resolución de problemas: qué estrategias utilizar y cuando tienen que aplicarlas.

En el plano de la educación, enseñar a los estudiantes mediante instrucciones hace que aprendan a utilizar la metacognición y esto mejora su aprendizaje. Un paso muy importante es la supervisión del propio rendimiento (revisar lo que se ha aprendido, qué estrategias se han usado, si son las mejores y si se han utilizado en el momento adecuado).

En la siguiente escalera de la metacognición se exponen los pasos a seguir para desarrollarla. (Foto de Flickr.com, CollegeDegrees360).

Metacognición

Comentarios

  1. Quisiera saber donde puedo encontrar el contenido del cual se extrajo esta escalera de la metacognición, es para mi tesis recepcional a nivel licenciatura.
    de ante mano, gracias!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar está a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria.

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.