Ir al contenido principal

Usar aparatos electrónicos simultáneamente puede reducir la materia gris del cerebro

Usar el móvil, ver la televisión, oír música mientras se estudia, o realizar más de una de estas tareas al mismo tiempo, lo que se llama la multitarea o uso simultáneo de TIC (tecnología de la información y la comunicación), tan normal y eficiente en los ordenadores, puede llegar a ser perjudicial. El uso generalizado de la tecnología a diario ha generado un gran interés por saber cómo nos afecta. Recientemente un estudio de Loh y Kanai, 2014 ha llegado a esta conclusión.

Los psicólogos encontraron un peor rendimiento en las tareas de control cognitivo y presentan más dificultades socio-emocionales en las personas que participaron en el estudio. Éste relacionó la actividad multitarea y la estructura del cerebro, pasando un cuestionario sobre el uso de la primera y realizando resonancias magnéticas del cerebro. La investigación quiere esclarecer si  la estructura del cerebro puede ser alterada después de la exposición prolongada a nuevos entornos y experiencia.

Las personas que habían usado simultáneamente y con más intensidad los aparatos electrónicos tenían menor densidad de materia gris en la corteza cinglada anterior (CCA), la región del cerebro en la parte delantera que que se encarga de algunas funciones cognitivas, la empatía y las emociones,  la toma de decisiones y la forma en que procesamos recompensas.

También sugiere el estudio que la multitarea medios se asocia con problemas emocionales, como la ansiedad y la depresión, así como problemas cognitivos, como la mala atención. Los investigadores encontraron que esta asociación no tenía nada que ver con la personalidad.

Finalmente, una cosa que apuntan los autores es que el estudio no permite especificar la dirección de la causalidad. Es decir, si el uso de la multitarea es causa de un tamaño inferior, o el tamaño inferior de este en los sujetos hace que tiendan más al uso de la multitarea, ya que estos pueden ser más susceptibles a las situaciones de multitarea debido a la capacidad más débil en el control cognitivo o regulación socio-emocional).

Los resultados encuentran nuevos datos en la relación entre los medios de comunicación individuales y diferencias en la estructura de la corteza cinglada anterior, hasta ahora inexistentes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar está a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria.

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.