Ir al contenido principal

Riesgos de los consumidores de cannabis que autocultivan a pequeña escala

El cannabis (bien sea hachís o marihuana) es la sustancia ilegal más consumida en todo el mundo, se estima que la consume entre el 2,8 y el 5% de la población adulta. En España la tasa es mucho mayor, en una encuesta del Observatorio Español sobre Drogas realizada en 2011 se supo que el 14,1% de la población entre los 15 y los 34 años había fumado cannabis en el último mes. Se han demostrado los efectos psicológicos de su consumo en exceso, existiendo una categoría diagnóstica específica en el DSM-V (Manual de Clasificación de Trastorno Mentales): los Trastornos por Consumo de Canabis. otro dato preocupante es que en las admisiones a tratamiento por drogas, el 18,1% lo fue por consumo de cannabis, siendo mucho más alto, un 86,4%, si se trata de menores. Se trata pues de un problema de salud importante, cuya evolución se prevé ascendente.

El consumo de hachís o marihuana trae consigo la aparición de disfunciones, síntomas y trastornos como la ansiedad, depresión, síntomas psicóticos, personalidad antisocial, déficits cognitivos y consumo de otras sustancias más peligrosas. Estas disfunciones se han acentuado con el aumento de la potencia del cannabis, como consecuencia de modificaciones genéticas de la planta y del uso de instrumentos para el cultivo más sofisticados, especialmente los cultivos de interior.

Ha habido en los últimos años un auge en el cultivo para consumo propio y en pequeñas cantidades. Las ventajas para los consumidores son la disponibilidad de la sustancia, un abaratamiento del coste y, por consiguiente, la extensión del consumo.

Pero, ¿Es diferente este tipo de consumidor con el clásico que compraba para consumo propio?

Un estudio de Miguel Isorna Folgar, Bárbara Amado, Berta Cajal Blasco y María Dolores Seijo Martínez, publicado en la revista Anales de Psicología ha querido responder a la cuestión de si existen diferencias entre estos dos tipos de consumidores de hachís o cannabis, en cuanto a las variables patrones de consumo, riesgo de consumo problemático, datos sociodemográficos, abuso de cannabis  y dependencia de la nicotina y del alcohol.

Para responder a esta cuestión, participaron 761 consumidores, de los cuales 251 producían su propio hachís y respondieron a los cuestionarios de los psicólogos.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que el autocultivo se relaciona con un mayor consumo de cannabis, una mayor implicación en la venta ilegal del producto, el policonsumo y con problemáticas psicosociales derivadas de dicho consumo. Además, los que autocultivan tienen mayores niveles de dependencia y de riesgo de consumo problemático de cannabis.

Como ocurre con el tabaco de liar, tan de moda últimamente, lo que parecía una "ventaja" del consumo de cannabis,  es todo lo contrario: potencia el consumo y agrava las consecuencias tan negativas.

Foto de Flickr

Comentarios

Entradas populares de este blog

La competencia de trabajo en equipo

¿Te gusta trabajar solo o prefieres trabajar en equipo? ¿piensas que se trabaja igual individualmente y en equipo?  ¿crees que son necesarias las técnicas de  Team Building  y de  motivación laboral ? En este artículo te explico lo que es la competencia de trabajo en equipo. Los cambios que han experimentado las organizaciones en las últimas décadas -cambios estratégicos, económicos y tecnológicos- está provocando que la manera de trabajar sea más colaborativa o cooperativa entre los trabajadores que las integran. La complejidad de las organizaciones y del mundo laboral en general generan diferentes situaciones que requieren diversidad de habilidades, adaptabilidad y altos niveles de conocimiento, y el trabajo en equipo es el modelo óptimo para conseguir la ventaja competitiva  en la empresa que permite aumentar la productividad, la innovación y la satisfacción en el trabajo. La colaboración y cooperación entre los miembros de la organización son necesarias para realizar las tareas, p

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Orientación psicológica o psicoterapia

                                                          No es lo mismo orientación psicológica que psicoterapia. La orientación es una ayuda prestada por un profesional sobre un tema en concreto, actividades o situaciones determinadas a las que no se sabe enfrentar una persona, en diversos ámbitos de su vida como la familia, la pareja o el trabajo. Esta situación de conflicto puede generar ansiedad u otros síntomas molestos que puede agravarse llegando a una psicopatología, y para esto sí vale la psicoterapia. La psicoterapia se usa cuando aparecen trastornos emocionales que se han vuelto crónicos y que afectan al que acude a una consulta de un psicólogo.   Por eso, se puede decir que la orientación psicológica tiene un objetivo de mantener la salud mental y lograr un equilibrio del funcionamiento psicosocial manteniendo una autoconfianza y autocomprensión a un nivel adecuados, consiguiendo que nuestras habilidades sociales y personales se desarrollen con normalidad.  Situaci