Ir al contenido principal

Botiquín de primeros auxilios psicológicos

Solemos tener preparado en casa un botiquín de emergencias para cualquier golpe o herida que suframos. En él ponemos un desinfectante, algodón, tiritas o algún medicamento antiinflamatorio. En el trabajo es obligatorio la existencia del botiquín de primeros auxilios.

Pero, ¿y los botiquines para primeros auxilios psicológicos? Estamos expuestos a imprevistos emocionales como una discusión con la pareja o con los hijos, con el compañero o el jefe en el trabajo, un contratiempo o un accidente de tráfico, etc. Nos enfrentamos algunas veces a emociones encontradas, contradicciones, incoherencias, angustias, desconcierto, falta de sinceridad, adversidad, tiranía, intolerancia, falta de respeto y opiniones opuestas, a los que hay que responder para salvaguardar nuestra salud mental y mantener la estabilidad emocional.

No estaría mal disponer de este tipo de botiquines, y lo bueno es que no ocupa lugar, ya que bastaría con apuntarlo en una hoja o incluso en un archivo digital en el teléfono móvil o tablet.

Este botiquín constaría de 4 partes:

Una parte sería la cuestión de la relajación, aprender alguna técnica de relajación es interesante, la podemos usar en cualquier sitio y momento:

-Inspirar profundamente, como si hincháramos un globo en nuestro abdomen. Podemos estar sentados o tumbados. Piensa mientras inspiras que el aire está entrando profundamente en todo tu cuerpo.

-Espirar, soltando todo el aire poco a poco, desinflando el globo que hemos hinchado.

-Imaginación, piensa en algo que te guste, en un color, o un lugar tranquilo, como por ejemplo esa playa a la que fuiste en tus últimas vacaciones. Imagínatela como si estuvieras allí. Repite esto varias veces.

Hay muchas técnicas de relajación, practica alguna de ellas y elige la que mejor te venga o la apropiada para cada momento (en casa puede ser tumbado y en el trabajo, sentado).

La segunda parte es la comunicación:

-Escuchar a otra persona con interés, como cuando lees un libro, para enriquecer tus conocimientos y aportar nuevas ideas. Mostrar empatía, aceptar sus ideas, intentar comprenderlas.

-Hablar, con afecto hacia el otro, para explicar nuestros motivos, de forma neutral.

-Comprender a la otra parte, ponerse en el punto de vista del otro, con una mente abierta, tanto al hablar como al escuchar.

La tercera parte del botiquín sería el de la gestión del enfado:

-Esperar, como el truco de contar hasta 10 antes de hacer algo. Ante la “des-esperación” hay que “esperar”. Casi todos los problemas tienen una solución, y seguramente más de una. La mejor situación para encontrar una solución es esperando.

-Comprendernos a nosotros mismos. Notar nuestras emociones negativas de culpa o ira.

-Perdonar, cuando comprendamos el problema y los motivos por los que se han producido, podemos perdonarnos y perdonar a los demás.

Y el cuarto, la autoeficacia.

-Soñando, identificamos lo que queremos en la vida. Pero hay que trabajar para conseguir los sueños, siendo realistas y concretando lo que queremos, no vale decirse “quiero ser feliz”, sino que hay que decirse “quiero hacer deporte tres veces a la semana para encontrarme mejor”.

-Observarse a sí mismo para comprender como nos sentimos, como se realiza la acción, y el entorno, la familia, o el trabajo, para obtener información, con la cual podremos valorara las cosas y priorizar los objetivos.

-Actuar con perseverancia. Concretando nuestros sueños y metas en acciones, siendo constantes y actuando con determinación.

Foto de Flickr

Comentarios

  1. botiquin de primeros auxilios8 de enero de 2018, 19:31

    orales no conocia este tipo de botiquin de primeros auxilios

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar está a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria.

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.