Ir al contenido principal

Los celos en la pareja

Los celos se dan en todas las relaciones interpersonales: en el trabajo, entre hermanos, amigos y sobre todo en la pareja. Los celos han estado presente en la literatura (p.e. Otelo), en el cine (p.e. películas como Vicky Cristina Barcelona, Atracción fatal o la española Te doy mis ojos) y en el arte de todas las épocas.

Se podrían definir los celos en la pareja como un sentimiento o una emoción que surge como consecuencia de un exagerado afán de poseer algo de forma exclusiva y cuya base es la infidelidad -real o imaginaria- de la persona amada ( Echeburúa y Fernández Montalvo, 2001).

Los celos como herramienta para mantener y consolidar la pareja, en el caso de que sean moderadores, podrían haber favorecido la evolución del hombre, en cuanto que previenen la infidelidad y la de la pareja. El temor, sospecha o creencia a perder a una persona provocan un estado temporal (emociones como enojo, rabia, humillación, ansiedad, tristeza y depresión) en respuesta a una amenaza, y que lleva consigo acciones específicas, como la violencia.

Los celos patológicos presentan manifestaciones clínicas en el nivel emocional, donde es frecuente la ansiedad y/o la agresividad, en el nivel cognitivo, con pensamientos intrusivos relacionados con la infidelidad, y en el conductual, con rituales compulsivos de comprobación de facturas de teléfono, visitas al trabajo, etc para controlar al cónyuge.

La terapia contra los celos va dirigida a modificar el comportamiento realizado para controlar las ideas de engaño que presenta la persona celosa, empleándose la técnica de exposición y la de prevención de respuesta. La primera consiste en hacer que el sujeto se enfrente gradualmente a las situaciones temidas, y puede ser en imaginación o en vivo (situaciones que disparan los celos). Al revivir los celos con intensidad los pensamientos pierden su capacidad evocadora de emociones desagradables, y finalmente desaparecen los sentimientos de celos. La segunda consiste en evitar que lleve a cabo las conductas de comprobación de las sospechas (llamar por teléfono, comprobar la correspondencia,...). Las instrucciones que pueden darse son, por ejemplo, estas: cierra los ojos y piensa en situaciones  al que surgen tus celos, presta toda tu atención en estos pensamientos, hasta que disminuya tu ansiedad y malestar. Esto suele durar unos 15-30 minutos. Las situaciones imaginadas se clasificarán por grado de ansiedad que provocan comenzando por las de menor grado.

Las anteriores son técnicas conductuales, entre las técnicas cognitivas se usa la reestructuración cognitiva,que resulta útil para trabajar sobre los sesgos que se producen en el procesamiento de la información. Se busca que la persona se de cuenta de la irracionalidad de sus pensamientos y aprenda estrategias para eliminarlos y sustituirlos. Esto lleva a un mayor control de su comportamiento y de las emociones.

Una relación en la que uno de los dos sufra celos intensos puede llegar a destruir la pareja, por eso es aconsejable al notar lo primeros síntomas, poner remedio, primero hablando con la pareja y después con un psicólogo que ayude a controlarlos.

Fuente: Aneley M. Carlen, Alexis Kasanzew y Andrés F. López Pell, 2009. Fundación para la Salud y la Educación, Argentina. Universidad Católica de Santa Fe. Revista Electrónica de Psicología Iztacala.Vol.12.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar está a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria.

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.