Ir al contenido principal

La verdad de la posverdad


 

Entidades dedicadas al estudio de los idiomas como el Diccionario Oxford o la Fundación del Español Urgente Fundeú BBVA eligen anualmente palabras del año, la primera ha elegido últimamente como palabras del año por su relevancia selfie, vape (inhalar y exhalar vapor producido por un cigarrillo electrónico), el conocido y usado emoticón "cara con lágrimas de alegría", y en 2016 la palabra posverdad (post-truth), definida como circunstancias en las que los hechos objetivos influyen menos que los llamamientos a la emoción y a la creencia personal a la hora de modelar la opinión pública. Este término se aplica desde 1992, y ha aumentado su uso un 2000% hasta 2015.

Luisa Valenzuela, en su discurso de apertura de la Feria Internacional del Libro de 2017 en Buenos Aires dijo que "impera la posverdad, esa mentira emotiva nacida para modelar la opinión pública desdeñando los hechos fehacientes y los datos verificables, esa lengua de madera (a decir de los franceses) especial para construir discursos engañosos, que llegan a convencer porque resultan atractivos, tranquilizadores o quizás convenientes.

Defender que lo que aparenta ser verdad importa más que la verdad misma puede ser una reacción emocional de autodefensa o pura pereza intelectual. Se impone nuestra sensibilidad por encima de la razón, no importa que lo que se afirma no corresponda con los hechos, lo aceptamos sin someterlo a crítica.

Caemos en la posverdad porque nos permite mantenernos en la zona de confort y nos ahorramos tener que impugnar nuestras propias creencias convertidas en sentido común clínico.

Cuando encontramos una evidencia contraria a nuestras creencias reaccionamos ignorando los datos, negándolos, excluyéndolos, no enjuiciándolos, y aceptándolos cambiando la teoría que los sustenta, esto es llamado como preferencia adaptativa, una estrategia cognitiva que consiste en reinterpretar los hechos que refutan una creencia con el propósito de sostenerla. No es conocer la VERDAD, sino adaptar los hechos a nuestras creencias.

Son posverdades las noticias falsas de las redes sociales que han influido en temas tan importantes como el Brexit británico, la victoria de Donald Trump o el referéndum de las FARC en Colombia. La posverdad puede ser una mentira asumida como verdad o una mentira reforzada como creencia o como hecho compartido en la sociedad en esas redes sociales o internet.

En España se me viene a la cabeza el caso tan reciente y actual como el "proces" catalán. Partidos políticos catalanes que buscan la independencia de Cataluña a toda costa. Votar en las urnas no es ilegal, España nos roba, qué es la democracia o la dictadura, a quien se identifica con el fascismo, etc son ejemplos claros de posverdad.

Quizás habría que preguntarnos si la libertad de expresión protege la libertad para mentir o faltar a la verdad y sus intenciones interesadas o benignas que hay detrás de su uso. De ser así, nos estamos adentrando en una era donde todo puede valer para conseguir intereses particulares, mediante la manipulación -lo que antes no eran sino la propaganda y el populismo. Foto de Flickr

Algunas fuentes:

Populismo y posverdad, ¿sólo tendencias? Jorge L. Manrique, Inminencia 2016.

Posverdad: la ciencia y sus demonios, Intramed, 2017. http://journal.intramed.net/index.php/Intramed_Journal/article/view/647/274

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar está a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria.

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.