Ir al contenido principal

Coaching deportivo y psicología del deporte

Ha surgido en los últimos años el llamado coaching psicológico deportivo, una estrategia de intervención psicológica dirigida a aumentar el desempeño en el ámbito deportivo, y no sólo en los deportistas, sino en entrenadores y directivos. Precisamente el coaching viene del deporte, un coach es un entrenador -traducción directa del inglés. Del deporte ha saltado a la empresa y de aquí a todos los ámbitos posibles: educación, coaching de vida, alimentación, entre otros.

Algunas definiciones de coaching que se han dado son estas:

La International Coach Federation lo define como la relación profesional continuada que ayuda a que las personas produzcan resultados extraordinarios en sus vidas, carreras, negocios u organizaciones. A través de este proceso de coaching, los clientes ahondan en su aprendizaje, mejoran su desempeño y refuerzan su calidad de vida.

Por su parte, la Escuela Europea de Coaching dice que es el arte de hacer preguntas para ayudar a otras personas, a través del aprendizaje, en la exploración y el descubrimiento de nuevas creencias que tienen como resultado el logro de objetivos.

En el ámbito deportivo la Asociación Española de Psicología y Coaching Deportivo define el coaching deportivo como una estrategia de intervención psicológica que consiste en una relación continuada entre el coach y el coachee (deportista) que posibilita la mejora del rendimiento de este para alcanzar resultados extraordinarios y conseguir una vida más plena y satisfactoria. Digamos que el coachee tiene las respuestas pero nunca se las ha preguntado, y es el coach el que pregunta, además de comprender y escuchar, sirve de guía al primero.

En el Coaching hay que dejar claro que:

1. Es una estrategia de intervención psicológica, ya que influye sobre las cogniciones, emociones y comportamiento del cliente.

2. Con unos principios y postulados, y un procedimiento de intervención que se desarrolla a lo largo de un numero de sesiones pactadas.

3. En la intervención se produce un cambio de perspectiva, una reelaboración de las creencias y opiniones ante una situación que se quiere resolver.

Se usa el diseño de una alianza de apoyo con el cliente, se hacen preguntas para la reflexión, el feedback, los cambios de perspectiva, la reformulación de ideas y objetivos, y el reflejo de los sentimientos del cliente, entre otras habilidades.

El efecto psicológico que se puede conseguir incluye el aumento de la autoeficacia percibida, una mayor tranquilidad hacia las expectativas de reaultado, una mejora en el establecimiento de metas a través del cambio positivo, aumento de la atribución causal interna y autodeterminación.

En el ámbito deportivo (como en el resto de ámbitos) la Psicología del deporte tiene algunas similitudes y bastantes diferencias con el coaching. Este es un técnica de intervención psicológica, sin embargo la psicología del deporte puede utilizar otros procedimientos como la evaluación, el asesoramiento y el entrenamiento psicológico, que en conjunto garantizan el éxito en mayor medida que el Coaching.

En lo que más se parecen es que ambas trabajan con personas normales que buscan el máximo rendimiento y que carecen de patologías psicológicas, pero presisamente esto es importante, porque el psicólogo puede descubrir una patología, ya que tiene formación para detectarla y derivar al cliente a un psicólogo clínico. El coach esto no lo puede hacer porque no está formado para poder hacerlo. Fuente: Aproximación al empleo profesional del coaching en el deporte. D. Alejo García Naveira, 2011.

Comentarios

  1. einstein gutierrez20 de junio de 2019, 19:12

    muy interesante este articulo me gustaria poder obtener un progama completo acerca de este tema para poder implementarlo en mi region y pais saludos Gabriel Solano

    ResponderEliminar
  2. Se puede poner en contacto conmigo a través del email hola@ipsicologo.com
    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar está a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria.

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.