Ir al contenido principal

La competencia de trabajo en equipo




¿Te gusta trabajar solo o prefieres trabajar en equipo? ¿piensas que se trabaja igual individualmente y en equipo?  ¿crees que son necesarias las técnicas de Team Building y de motivación laboral? En este artículo te explico lo que es la competencia de trabajo en equipo.

Los cambios que han experimentado las organizaciones en las últimas décadas -cambios estratégicos, económicos y tecnológicos- está provocando que la manera de trabajar sea más colaborativa o cooperativa entre los trabajadores que las integran. La complejidad de las organizaciones y del mundo laboral en general generan diferentes situaciones que requieren diversidad de habilidades, adaptabilidad y altos niveles de conocimiento, y el trabajo en equipo es el modelo óptimo para conseguir la ventaja competitiva  en la empresa que permite aumentar la productividad, la innovación y la satisfacción en el trabajo.

La colaboración y cooperación entre los miembros de la organización son necesarias para realizar las tareas, para que exista una comunicación efectiva y para que aumente la calidad de la producción. La forma de trabajo en equipo va a sustituir en gran medida al trabajo individual, y puede generar más beneficios a la empresa, convirtiéndose así en la unidad básica de trabajo.

Así, Beckhan (1998) vaticinó que en el año 2000 el 40% de los trabajadores estadounidenses trabajarían en equipo, y Kayes y cols. (2005) afirmaron que en empresas con más de 100 trabajadores, más del 80% de estos utilizan alguna forma de trabajo en equipo.

Trabajar en equipo requiere movilización de recursos propios y externos, de ciertos conocimientos, habilidades y aptitudes, para adaptarse en un determinado contexto y cumplir unos objetivos.

Se puede definir la competencia de trabajo en equipo como aquella que incluye los conocimientos, principios y conceptos de las tareas y del funcionamiento de un equipo eficaz, el conjunto de habilidades y los comportamientos necesarios para realizar las tareas eficazmente, sin olvidar las actitudes apropiadas o pertinentes por parte de cada miembro del equipo que promueven el funcionamiento del equipo eficaz (Cannon-Bowes y cols. 1995).
                                             

Las competencias que deben existir son de 4 clases (Sarasola, 2000):

-Técnicas (el saber las cosas), metodológicas (el saber hacerlas), personales (saber ser) y sociales (saber participar). También hay que destacar el carácter transversal de la competencia de trabajo en equipo, ya que entran en juego una diversidad de situaciones y de tipos de profesionales.

Y en cuanto a las habilidades personales de los integrantes de los equipos, debe existir competencia de planificación, toma de desiciones en grupo, adaptabilidad, flexibilidad y de relaciones interpersonales.

Según Torrelles (2011), la competencia de trabajo en equipo supone la disposición personal y la colaboración con otros en la realización de actividades para lograr objetivos comunes, intercambiando informaciones, asumiendo responsabilidades, resolviendo dificultades que se presentan y contribuyendo a la mejora y desarrollo colectivo.

De entre los modelos que explican la eficacia de los equipos, el modelo Input-Procesos-Output tiene en cuenta conceptos importantes a tener en cuenta para el desarrollo de una exitosa competencia de trabajo en equipo, como los siguientes:

-La composición del equipo: cómo son los miembros del equipo, y cómo se combinan para formar equipos efectivos.

-La homogeneidad-heterogeneidad en su composición, que influyen en aspectos como la autonomía, y que van en función de las tareas a realizar (p.e. para tareas creativas es aconsejable que haya diversidad en conocimientos y habilidades).

-Las competencias que aportan los miembros.

-El diseño de la tarea.

-El aprendizaje grupal, la cohesión, la eficacia colectiva, la cooperación y la potencia grupal.

-La coordinación entendida como las estrategias y los patrones de conducta usados para combinar, sincronizar y ajustar sus esfuerzos y conductas, para lograr la meta común.

Para desarrollar correctamente la competencia de trabajo en equipo existen técnicas, que han sido probadas con éxito en equipos que realizan tareas de alto riesgo como equipos médicos y militares, donde los errores pueden tener graves consecuencias.

Hay dos clases de técnicas, las de programa de entrenamiento, como el entrenamiento cruzado, en el que los integrantes aprenden los roles y tareas de los compañeros, y las técnicas de desarrollo de equipo, como el Team Building, donde se mejora el funcionamiento global del equipo usando diferentes técnicas como la clarificación de roles, la fijación de metas, la solución de problemas, motivación laboral  y la mejora de las relaciones interpersonales.

Fuentes:

Francisco Gil, Ramón Rico y Miriam Sánchez-Manzanares, Eficacia de equipos de trabajo. Universidad Complutense, Universidad Autónoma y Universidad Carlos III de Madrid, año 2008. Recuperado en http://www.cop.es/papeles.

Cristina Torrelles y Cols, Competencia de trabajo en equipo, definición y categorización. Universidad de Lleida, Universidad Rovira i Virgili de Tarragona, 2011.

Síguenos en

 Twitter @el_homosapiens 

 Facebook @ipsicologo
Instagram @gab_flow.and.enjoy 
Canal en Telegram

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.