Ir al contenido principal

La percepción del riesgo es fundamental para combatir al coronavirus


 

Cada persona tiene su propia percepción de riesgo o conciencia de la probabilidad de contraer una enfermedad. Esta percepción es la suma de elementos psicológicos, personales, culturales y sociales, y es un juicio subjetivo del riesgo real existente. 

Distinguir entre estos dos conceptos: percepción de riesgo y riesgo real es importante. El riesgo a contraer una enfermedad es una probabilidad de que ocurra, según un determinado contexto, sin embargo, la percepción de riesgo es un juicio subjetivo que una persona hace de la gravedad de la amenaza, se puede dar el caso de que el riesgo sea algo pero la percepción de ese riesgo sea bajo, como por ejemplo, los conductores que van sobrepasando el límite de velocidad.

El optimismo ilusorio lleva a que los sujetos esperen cosas positivas casi mágicamente, sin una correlación real con sus acciones, puede ser un factor determinante en las acciones de prevención individuales.

Uno de los factores que influyen en la percepción de riesgo es la personalidad, y las diferencias individuales determinan distintas percepciones de riesgo en la sociedad, por lo que, en el caso de la Covid_19, es un factor importante a la hora de controlar la pandemia. Es una tendencia que favorece comportamientos de riesgo debido a que lo persona piensa o espera que no enfermará.

Algunas preguntas que podemos hacernos para comprobar nuestro nivel de percepción de riesgo son las siguientes (algunas bastante obvias):

¿Percibo que soy susceptible o vulnerable de tener la enfermedad? ¿Me puede tocar a mí? 

La COVID-19 la puede padecer cualquier persona: niños, jóvenes, adultos y personas mayores que pertenezcan a cualquier contexto social. Algunos grupos son más vulnerables a desarrollar formas graves o críticas de la enfermedad, por tanto todos deben seguir las medidas de protección.

 ¿Percibo cuán grave es? ¿Puede costar la vida?

La COVID-19 sí puede costar la vida, en algunos casos es grave y vale la pena cuidarse.

 ¿Los beneficios que se obtienen de las conductas de salud recomendadas son mayores que las barreras o malestares potencialmente involucrados? 

Las medidas a seguir, desde el punto de vista práctico, son relativamente fáciles de cumplir y con costos psicológicos y sociales manejables.

En todas las etapas de la pandemia la información suficiente, clara, precisa y confiable puede fomentar la percepción de vulnerabilidad y de gravedad de la enfermedad. 

También existe la percepción social de riesgo, que es un proceso subjetivo, condicionado social, económica y culturalmente. En un contexto determinado, somos capaces de actuar conforme al grupo social al que pertenecemos, es el ejemplo más claro de los jóvenes. Habría que promover también una correcta percepción social del riesgo fomentando la actitud correcta y logrando la implicación del conjunto de la sociedad. Una correcta promoción de la salud y prevención es fundamental. Fuente parcial de https://www.researchgate.net/profile/Leyti-Martinez-2/publication/344787730_PERCEPCION_DE_RIESGO_BUSQUEDA_DE_AYUDA_MEDICA_Y_AUTOCUIDADO_RETOS_PSICOLOGICOS_FRENTE_A_LA_COVID-19_RISK_PERCEPTION_SEEKING_MEDICAL_ATTENTION_AND_SELF-CARE_-PSYCHOLOGICAL_CHALLENGES_IN_THE_FACE_OF_COV/links/5f9063ee299bf1b53e37fb53/PERCEPCION-DE-RIESGO-BUSQUEDA-DE-AYUDA-MEDICA-Y-AUTOCUIDADO-RETOS-PSICOLOGICOS-FRENTE-A-LA-COVID-19-RISK-PERCEPTION-SEEKING-MEDICAL-ATTENTION-AND-SELF-CARE-PSYCHOLOGICAL-CHALLENGES-IN-THE-FACE-OF-C.pdf



Comentarios

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar está a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria.

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.