Ir al contenido principal

La Filosofia largoplacista, la intención paradójica y una crítica a la psicología positiva



1
Lo de esforzarse en el presente para conseguir un futuro mejor ya lo vimos en un post antiguo,  en psicología este es un rasgo de la personalidad importante de cara a la consecución de nuestras metas. Pero, extrapolando esto a toda la humanidad, algunos han ido más allá y han promulgado la teoría o el pensamiento largoplacista...
Me ha llegado esta teoría desde varios medios de comunicación online (ACV y eldebate.com), y dice, en pocas palabras, que estamos en un momento en la historia de la humanidad que hay que apretarse el cinturón, tanto como para llegar al sacrificio último de una gran parte de ella, para que los que queden puedan sobrevivir -la élite, claro está- en un futuro a medio y largo plazo. Una de estas "ideas" que han soltado es la de cesar la ayuda al tercer mundo para terminar con la hambruna y las enfermedades, para dedicar el dinero a más investigación en inteligencia artificial, ya que de aquí a unos siglos, toda la humanidad estará en riesgo real de extinción. Este es el peligro de dejar el curso de la humanidad en manos de los más ricos del mundo y de intereses privados (y esto me recuerda al post anterior Creatividad o locura 😥).
Leo en diario.es un artículo sobre la intención paradójica. La terapia de intención paradójica para tratar el insomnio es la última terapia para ayudar a dormir bien.
Se llega a ser insomne cuando mantenemos la atención, tenemos intención y realizamos el esfuerzo para dormir. Cuando, en realidad, este es un proceso al que no se puede llegar voluntariamente, nos tiene que llegar. La solución propuesta es hacer lo contrario, tener la intención de mantenerse despierto, y esto, paradójicamente, funciona. Es un poco de psicología inversa, para conseguir tal cosa, voy a intentar hacer lo contrario. Lo he probado, y es verdad que nos llega antes el sueño cuando se mantienen los ojos abiertos, que cuando están cerrados y se hace el esfuerzo por dormir.😀
3
Y por último, he descubierto un nuevo podcast, Saldremos mejores, de Inés Hernand y Nerea Pérez de las Heras. (Parece que noto un poco de ironía en el nombre, a estas alturas de la pandemia). Con un estilo desenfadado y con mucho humor analizan temas de actualidad como la islamofobia o la psicología positiva. Este episodio es el que he oído, y he de decir, en defensa de la psicología positiva y de Martin Seligman, que tal vez estén apedreando demasiado ( y no lo digo solo por ellas) a esta corriente psicológica, y creo esto es debido a que -como muchas cosas hoy en día- se ha simplificado toda una corriente psicológica en su lado más cutre, el de las frases, memes, pseudoterapeutas del buenrrollismo y de la positividad (tan negativa y que tanto daño está haciendo). La psicología positiva es todo lo que queda de la psicología si quitamos la salud mental, y promueve el estudio de las terapias, intervenciones e investigaciones sobre la felicidad, pero también de las habilidades, fortalezas, virtudes, motivaciones, o los mecanismos adaptativos de que disponemos, entre otros. Teniendo en cuenta que cada persona se mantiene en unos intervalos determinados de felicidad o tristeza, que dependen de su genética y personalidad, se puede estar en los niveles superiores de esos baremos personales.
Foto de Flickr

.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las emociones. La teoría de James-Lange

Una emoción es un proceso que implica una serie de condiciones desencadenantes o estímulos relevantes (lo que nos produce la emoción), la existencia de experiencias subjetivas o sentimientos, diversos niveles de procesamiento cognitivo (lo que pensamos), cambios fisiológicos o activación (los cambios en el organismos), patrones expresivos y de comunicación, que tienen efectos motivadores, es decir, movilizan para la acción, y una finalidad: la adaptación de la persona que siente esa emoción al ambiente en continuo cambio.

Adivinando lo que piensas. La estructura de nuestra memoria

Circula en Internet un email (también me ha llegado por Whatsapp!) con una prueba mental de sumas aritméticas con un final sorprendente. No cuento más, quien la quiera realizar está a continuación y para el que la conozca o para el que no le apetezca poner a trabajar un poco sus neuronas puede ir al final de post  donde podrá leer algo sobre las teorías que explican cómo almacenamos nuestro conocimiento en la memoria.

CUANDO L@S DOCENTES GRITAN

Hace unos días  en la puerta enorme de una escuela, colegio, centro escolar como lo conozcan, estaba esperando que me abrieran para poder retirar a mis hijas a la hora de salida del turno escolar, habíamos unas diez madres afuera esperando, sonó el timbre y se escucho a los niños y niñas caminar y hablar hacia la puerta, eso es normal, lo que no era normal eran los gritos de la maestra que les decía a gritos: "Formense, escúchenme  no se van si no se forman!!, se callan!!! pero están sordos!!! los gritos siguieron durante diez minutos, entre los pedidos desaforados de la docente y el habitual barullo de los niños, retardó la salida diez minutos amenazándoles que no saldrían si no se callaban, finalmente consiguió que nadie hablara, la maestra que gritaba abrió la puerta y nos brindó una mirada desafiante a las madres que creo yo también teníamos miedo que nos gritara, tomamos a nuestros hijos y salimos de ahí.